Por qué en Cibdol no usamos cristales de CBD para producir aceite 

QUÉ SON LOS CRISTALES DE CBD

Una de las formas de CBD más ampliamente disponibles son los cristales con un 99% de pureza. Los productores de CBD cristalino inician su proceso con buenos extractos de materia vegetal del cáñamo, como hacemos nosotros. Pero su producto se diferencia de nuestros aceites dorados en que ellos eliminan todos los demás compuestos beneficiosos del extracto. Durante su proceso, los fabricantes de cristales de CBD pierden el fitocomplejo completo del cannabis, y con él todos los cannabinoides no psicoactivos, como CBG, CBC y CBN, además de terpenos y aminoácidos.

El razonamiento de intentar conseguir un CBD muy puro es antiguo. En los últimos tiempos, la gente creía que cuanto más compuesto activo se consumiese y cuanta mayor pureza, mejor. El condicionante legal obliga a eliminar el THC, y la forma más fácil de hacerlo es trabajar a partir de cristales de CBD.

Pero dejando a un lado las razones legales, ahora sabemos que la máxima pureza no siempre significa un mejor producto en todos los compuestos naturales. Piensa en el azúcar de caña puro y cristalino o un azúcar moreno menos purificado. El azúcar blanco es sacarosa pura, pero el azúcar de caña ofrece mejor sabor y más minerales gracias a la presencia de compuestos adicionales, las melazas.

POR QUÉ PRODUCIMOS ACEITES DORADOS EN LUGAR DE USAR CRISTALES DE CBD

Nosotros no prescindimos de los compuestos complementarios del CBD, como terpenos y terpenoides, en nuestro aceite Cibdol. Al contrario, nosotros volvemos a añadir los terpenos a nuestros aceites puros con alto contenido de CBD. Al igual que las melazas del azúcar, el espectro completo de terpenos y terpenoides que acompañan a los cannabinoides aportar un mejor sabor.

Y lo que es más importante, contener un fitocomplejo completo aporta beneficios adicionales para la salud. La sinergia entre la acción del CBD y la de los terpenoides se conoce como "efecto séquito", y los aceites producidos a partir de cristales de CBD no ofrecen este efecto. El CBD consigue mejores resultados para el organismo cuando va acompañado de otros compuestos presentes en el cáñamo, no como un aislado puro.

Por eso no utilizamos cristales en nuestros aceites. Sabemos que el aceite natural y dorado es superior. Sí usamos cristales de CBD en las cremas para la piel, porque nuestra piel necesita una absorción rápida y sin interferencias de otros aceites vegetales.

¿CÓMO FUNCIONA EL EFECTO SÉQUITO?

Los científicos israelíes llevan muchos años liderando la investigación del cannabidiol, comenzando por el descubrimiento del CBD gracias a Raphael Mechoulam. El "padre de la investigación de los cannabinoides" también formuló la hipótesis del efecto séquito: el fitocomplejo completo del cannabis funciona mejor que cada uno de sus componentes por separado.

En un reciente estudio científico, los investigadores de la Universidad Hebrea de Jerusalén analizaron las propiedades antiinflamatorias y calmantes de un extracto con el fitocomplejo completo que incluía todos los terpenos y cannabinoides no psicoactivos.

Los científicos descubrieron el "efecto en forma de campana" del cannabinoide puro. La "forma de campana" se refiere a la curva de la acción de los cannabinoides. Con una dosis pequeña de CBD puro, los efectos antiinflamatorios y calmantes aumentan cuando lo hace la dosis. Posteriormente, los cannabinoides alcanzan su máximo efecto en un margen de dosificación bastante estrecho. Sin embargo, tras el punto máximo de la curva, el aumento de la administración de CBD en realidad disminuye sus efectos positivos.

Los investigadores israelíes investigaron la acción de un fitocomplejo extraído con etanol que contenía CBD, otros cannabinoides y terpenos. En lugar de un efecto en curva de campana como el de los compuestos puros, se encontraron un incremento lineal y luego un gráfico plano. Es decir, la reacción del organismo en un primer momento era proporcional a la dosificación y luego alcanzaba un punto de saturación. Los científicos concluyeron que, "es probable que otros componentes del extracto complementen al CBD para conseguir la acción antiinflamatoria deseada, que puede contribuir a mejorar la respuesta a la dosificación en forma de campana del CBD puro".

Según este estudio, además de ser más beneficioso para el organismo que los aceites con cristales de CBD, el fitocomplejo completo también ofrece otros compuestos producidos de forma natural por el cannabis que potencian la acción de los cannabinoides.